#JUSTICELEAGUESNYDERCUT o cómo un sueño se convirtió en realidad gracias a los fans

El argumento de “quien la sigue la consigue” es perfectamente válido para esta cinta del DCEU. Y es que, durante varios años, los fans de DC hemos sido más que maltratados. Con todo un universo por explotar al más puto estilo Marvel, pero con cierta crudeza y agarrándose al clavo del “realismo”, Warner Bros., productora encargada de todo este mundillo, ha sido totalmente incapaz de saber desarrollarlo correctamente como su gran competidora.

La guerra entre Marvel vs DC es igual que la de McDonald’s vs Burger King o Coca-cola vs Pepsi. Vamos, en pocas palabras, son amigos y rivales que durante muchísimos años se han valido de diversas estratagemas para conseguir un fin último: recaudar cada vez más adeptos y fans en sus respectivos terrenos. Pero hoy no vamos a hablar de esta guerra “milenaria” (había que darle énfasis al tema, ¿no?), sino del último fenómeno en el que otro de los pesos pesados dentro del mundo del streaming se ha visto envuelto, HBO.

justice league whedon
Cartel de la Justice League de Whedon

¿Por qué hay dos versiones de la misma película?

Todo empezó allá, entre los años 2016 y 2017. Tras los batacazos conseguidos con la película de Superman (en la cual por enésima vez encarnaba el mítico superhéroe otro actor, que en este caso sería Henry Cavill), Batman v Superman y Suicide Squad, todo pintaba mal para el DCEU. La forma acelerada en la que habían tratado las historias, llenas de guiones y recortes por doquier, hacían esperar un auténtico desastre tras el anuncio de que se iba a lanzar una cinta con los protagonistas de La Liga de la Justicia.

El hype por un lado, estaba servido debido a que aún no se sabía quiénes iban a ser los actores seleccionados para Aquaman y Flash, así como Green Lantern (película que ya hemos visto y que todos queremos olvidar u obviar).

Sin embargo, todo cambió tras el estreno de Wonder Woman, en junio del 2017. La cinta consiguió por fin levantar los ánimos de los fans del DCEU y dar un poco más de esperanzas ante lo que se vaticinaba como gran carástrofe. Pero no olvidemos, que la película fue dirigida por Patty Jenkins, y no Zack Snyder, que estaba siendo el encargado de llevar a sus espaldas gran parte del DCEU.

wonder woman 2017
Wonder Woman (2017)

Y es que todos conocemos el gustillo por el director por apagar los colores hasta rozar el blanco y negro y por innumerables secuencias a cámara lenta (hola 300, hola Sucker Punch, qué tal todo). Sin embargo, en mayo de 2017, el mundo quedó un tanto conmocionado por el abandono en plena producción de la película que iba a dar a conocer por primera vez a la Justice League en el mundo cinematográfico. Y es que la hija del director, de tan solo 20 años se había suicidado en marzo de ese mismo año. El relevo lo cogió Joss Whedon (Alien, The Avengers, Buffy Cazavampiros).

Los fans entendieron la situación y todos compartieron sus condolencias hacia el director. Un nuevo rumbo se veía a la vista tras el cambio de director y es que Warner también metió mano en el asunto, limitando a Whedon a que la película durase 120 minutos como máximo y ya de paso, debido a que no le gustó el corte de Snyder, rehicieron casi el 50% de toda la película. ¿En serio Warner, por qué te gusta tanto autosabotearte?

En noviembre de ese año (2017) por fin pudimos “disfrutar” de la película y, ¿adivináis que sucedió? OTRO BATACAZO. La cinta no había por donde cogerla, con un guión claramente pobre, un villano que parecía la versión malota del osito mimosín y unos superhérores que nadie quería, salvo Wonder Woman. Porque sí, Wonder Woman es casi como la Hermione de Harry Potter.

Tras este apoteósico desastre con patas, empezó a circular el rumor de que había otra visión alternativa. Y sí amigos, estamos hablando de el #SnyderCut. Loas fans, que siempre estamos metidos en todo, empezamos a hacer eco de todo este asunto y estuvimos desde ese 2017 hasta ahora bombardeando Twitter y otras RRSS para conseguir un único objetivo: ver la Justice League tal y como tendría que haber sido, bajo el prisma de su primer director.

Tuit de Ben Affleck pidiendo liberar el Snyder Cut
Tuit de Gal Gadot pidiendo liberar el Snyder Cut
valla pidiendo liberar el snyder cut

HBO LANZA EL ANUNCIO

En mayo del 2020, mientras estábamos en lo más crudo de la pandemia, HBO lanza el anuncio que todos estábamos esperando. La Justice League de Snyder iba a ser estrenada en su plataforma más exclusiva, HBO Max. Esto dejaba una nueva incógnita y es que, ¿qué pasaría con los usuarios que aún no podían disfrutar de este servicio debido a que aún no había llegado a todos los países?

Pues bien, desde entonces, seguimos tuviendo más noticias conforme se acercaba el estreno de la película. HBO decidió que se estrenaría en su plataforma normal en aquellos países en los que HBO Max aún no estuviese disponible y lo más impactante, la #SnyderCut iba a tener una duración de 4 horas. En ese punto, el mundo enloqueció y se llevó las manos a la cabeza. ¿4 horas de película? Señoras y señores, preparen sus traseros y una gran mega fuente de palomitas porque HBO acaba de tirar la casa por la ventana.

Aunque bueno, HBO, que no es precisamente tonto, sabía que esta apuesta le iba a salir rentable. ¿Satisfacer una demanda que se lleva dando desde hace años? ¿Aprovecharse del momento en el que muchísima gente no puede ir al cine y se ha subido al carro del streaming? ¿Amasar más clientela para que su plataforma HBO Max despegara aún más? La respuesta a todo es sí. Todo estaba perfectamente justificado.

EL ESTRENO DE LA PELÍCULA

El 18 de marzo, por fin pudimos ver la película que durante más de 4 años habíamos estado reclamando a Warner. Y el resultado, fue el esperado por la compañía: los fans estaban encantados. Todos nos quejábamos un poco de la excesiva duración (3h y 42 minutos sin contar los créditos finales) y que habían ciertas escenas que podrían haber sido perfectamente descartadas para reducir dicha duración.

La cinta se convirtió en todo un fenómeno en las RRSS, cosechando una gran cantidad de críticas positivas hacia ella. ¿Warner haciendo las cosas bien? ¿Qué clase de brujería es esta?

Justice League Snyder Cut

#JUSTICELEAGUESNYDERCUT: la fórmula de Warner + HBO es un soplo de aire fresco

Y es que HBO, aunque no saque tantos títulos originales como lo hacen nuestras amigas Disney+ y Netflix, lo poco que hace lo hace bien. El ejemplo lo tenemos con series que han causado auténtico impacto en el panorama seriéfilo como sucedió con Juego de tronos o con Euphoria.

Pues bien, a pesar de que evidentemnte la película ya tiene sus años, pudismos disfrutar de auténticas escenas dignas de una buena película de Snyder, con sus habituales momentos a cámara lenta y lo mejor de todo, la visión del director era sin duda alguna mucho más completa que la mal lograda Liga de la Justicia de Whedon. Al fin y al cabo, 3h y 42 minutos dan para contar muchísimas cosas

Las partes clave

Empezamos fuertecitos con esas escenas en Themyscira, en donde las amazonas, junto con los atlantes, humanos, dioses y Green Lanterns lucharon contra Steppenwolf y su ejército. Pero, ¿quién estaba detrás de esta batalla? Pues ni más ni menos que uno de los villanos más memorables para nuestra Liga, Darkseid. Y es que este super villano no fue visto en la versión de Whedon, recayendo todo el peso de “los malos” en Steppenwolf. Este personaje, sin embargo, en dicha versión ni era malo y ni siquiera tenía el aspecto de serlo.

Steppenwolf
Steppenwolf de la Justice League vs Steppenwolf del Snyder Cut

Más adelante, como bien sabemos la película trata de reunir al equipo, en una búsqueda desesperada de “Batfleck” por encontrar aliados para luchar ante el mal que acechaba a la tierra. Unos misteriosos cubos empiezan a tener protagonismo y es que si se juntan todos, el poseedor de ellos podrá tener un poder inigualable (vamos, como las gemas del infinito y el guante de Thanos). Así que nuestro equipo está destinado a parar semejante acontecimiento antes de que Steppenwolf + Darkseid se carguen la tierra.

Además de ello, añadimos el hecho de que en Batman v Superman, éste último había “fallecido” por lo que el hijo de Krypton no podía servirles de ayuda alguna. Remarquemos que Steppenwolf declara que ya no hay ningún protector en la tierra, refiriéndose a los Green Lanterns y a Superman y es que, al fin y al cabo, es más que evidente que temen a este super héroe.

Steppenwolf sosteniendo la caja madre
Steppenwolf sosteniendo la caja madre

Una vez reunido nuestro equipo, con escenas que dan mucho más protagonismo a Cyborg, lo cual me encanta ya que es el personaje del que menos conocemos cinematográficamente hablando, éste se prepara en la protección de nuestros 3 cubos (vale sí, se llaman cajas madre pero no dejan de tener forma de cubo), encaminando toda la película a dos acciones: la resurrección de Superman y la batalla final contra los villanos.

A todo esto, le sumamos una serie de sueños que empieza a tener Batfleck un tanto apocalípticos, pero de eso, hablaremos más adelante. ¿Estoy obviando la mitad de la película? Sí. ¿Por qué? Pues porque el resto de elementos son muy parecidos a la película ya vista en 2017.

Escena con entrada absurda de Aquaman a través de una tubería y bromas con el inocente Barry Allen aparte, llegamos a lo que de verdad importa. Steppenwolf consigue reunir los 3 cubos. A pesar de haber montado una estrategia de la leche, haber recuperado a Superman (gracias por mostrar a Henry Cavill normal y no con ese CGI mal logrado con el que habían eliminado el bigote que llevaba por aquel entonces) y que este estuviese en sus cabales gracias a Lois (Amy Adams, siempre es un placer verte), todo el plan se va al garete cuando el malo malísimo con 1000 pinchos consigue su objetivo.

¿Qué hace nuestra Liga ahora? Pues qué va a hacer, cuentan con un velocista que es literalmente capaz de retroceder en el tiempo. Corre Barry, corre. El mozo corre como si se le fuera la vida en ello (en realidad si n llega a lograr esta hazaña, la vida de todo el planeta estaba más que sentenciada a la muerte) y lo consigue. Cambiamos un par de acciones por aquí y otro por allá, el chico llega a tiempo para poder hacer lo que se habían propuesto desde el principio, separar las cajas y ya de paso matar a Steppenwolf. Cuando le envían su cabeza por un portal a nuestro amigo Darkseid, este se cabrea (y mucho) y decide huir. Al fin y al cabo, con la presencia de Superman recordemos que la tierra vuelve a tener un protector a su servicio.

Por cierto, olvidado hablar de ese maravilloso traje negro que lleva el hijo de Krypton y que sienta como un guante al dedo a la película. Superman ya no es el que era, algo dentro de él ha cambiado.

Superman en traje negro
Superman en traje negro

El final, que casi no llega a existir

Snyder quería incluir sí o sí a los Green Lanterns, en mayor o menor medida. Pero ya sabemos cómo es Warner (no nos olvidemos de la lucha abierta que tiene con Ray Fisher, Cyborg, el cual ha acusado a la productora y a Whedon de racismo a más no poder), que ante la posibilidad que abría Snyder de que apareciese el primer Green Lantern negro, John Stewart. Warner anda, sacúdete un poquillo el racismo que llevas.

Ante la negativa, Snyder optó por un plan b, incluir a Martian Manhunter, interpretado por el actor Harry Lennix (momento en el que fangirleé a más no poder). Bueno, es un consuelo.

Escena post créditos: Superman es un malote

La aparición de Martian Manhunter, quedaba un tanto muy rollo casual. Sin embargo, recordemos que Batfleck estaba teniendo ese sueño post apocalíptico en el que Superman era un malo malísimo y es que una de las peores cosas que te pueden pasar es tener a un kriptoniano en tu contra.

Otro detalle que hay que mencionar aquí, es ese momento en el que en Batman v Superman, Flash hace un pequeño cameo en el que le dice a Batfleck que Lois era clave de todo. Tranquilos, no estamos hablando de ese momento en el que porque nuestras madres se llamen Martha, ya somos amigos (ejem, Batman v Superman, ¿en serio?), estamos hablando de que tras la muerte de Lois (sí, Lois muere en ese mundo post apocalíptico) a Superman le deja de importar tres pimientos la tierra y empieza a trabajar para Darkseid (???????). Y mientras tanto, Batfleck tiene que trabajar con lo que parece una especie de Suicide Squad, con personajes como Deathstroke y, sobre todo, Joker. Y es que este infernal payaso esta vez sí que daba mal rollo. La visión de Snyder de este Joker de Jared Leto, sí que la compro. Para haber estado en pantalla poco más de 3 minutos, lo ha bordado. Es más, me han dado ganas de hasta ver una película en donde él sea el villano.

Joker de Jared Leto
Joker de Jared Leto

Y esto a grandes rasgos, es lo que más os destaco de la película. Como fan de DC, por fin he podido ver un producto que realmente hacía justicia y estaba a la altura de sus superhéroes. Obviando momentos absurdos como la Justice League subiendo por unas escaleras un buen rato, las 1000 escenas a cámara lenta, las amazonas prácticamente sin armadura (Patty te quiero por ese vestuario que les hiciste a las mozas en Wonder Woman) y los diálogos de los villanos que eran a cada cual más soporífero, el resto de la película tiene mucha consistencia. Una pena que no podamos disfrutar de la continuación del #SnyderVerse.

¿O sí?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.