The Bitter Truth - Review de lo último de Evanescence

Tras 10 años de espera a que nuestros queridos amigos de Evanescence quisieran sacar material íntegramente nuevo, por fin lo tenemos aquí. The Bitter Truth, el disco con el que Evanescence quiere volver al panorama musical.

portada del disco the bitter truth
Portada del disco de Evanescence

Y es que 10 años dan para mucho. Ya sabemos que la historia de Evanescence es bastante turbulenta. Al fin y al cabo, los fans nos quedamos con un hilo de aliento al saber que Amy Lee había decido “despedir” a los últimos miembros de la banda original, quedándose la cantante como único integrante de aquel grupo que conocimos allá por los 2000.

Lo que es peor, los “desechados” del grupo acabaron creando un proyecto junto a Ben Moody (co-fundador de Evanescence) para crear su propia banda llamada “We are the Fallen”. Fallen es el primer disco de Evanescence… ¿En qué estábais pensando?

we are the fallen
Foto del grupo We Are The Fallen

Pues bien, le fue relativamente bien con su sencillo “Bury me alive”, con Carly Smithson como cantante. Pero de ahí, se dedicaban a tocar canciones de Evanescence. Para ser un proyecto que era el abanderado de ser el auténtico Evanescence (algo sin confirmar por ellos pero que era más que evidente), les salió bastante el tiro por la culata. Una pena por Carly.

Sin embargo, a veces los cambios van para bien, y es que Amy Lee se rodeó de auténticos profesionales: Tim McCord al bajo, Will Hunt en la batería, Troy McLawhorn como guitarrista y Jen Majura como segunda guitarrista y voz de respaldo. Fue muy curiosa la incorporación de Jen allá por el 2015, ya que, hasta la fecha, la única representante femenina de la banda había sido Amy Lee.

Volviendo un poco al tema que nos compete, os traigo mi pequeña review acerca de este nuevo proyecto que con tantísima ilusión llevaba esperando desde 2011, último año en el que Evanescence lanzó material original al completo en su disco homónimo, “Evanescence”. No se si alguna vez os habías fijado, pero es muy gracioso el hecho de que gran parte de los artistas cuenten con algún disco en su carrera que se llame de forma homónima (Beyoncé, Paramore, Camila Cabello, The Cure…)

evanescence
Evanescence en la actualidad

canción a canción

Artifact/ The Turn - El dance no está muerto

Comenzamos el disco con una canción cuyas primeras notas son un tanto etéreas, tibias, con delicadeza y por supuesto, acompañadas de la voz angelical de Amy Lee. Con algunas voces más de apoyo, la canción empieza a coger un poco más de ritmillo conforme se va acercando al minuto, pero sin duda alguna, lo que más me ha sorprendido ha sido el hecho de que usasen melodías con un estilo bastante “dance” y “tecno”, pero al conservar ese ritmo lento, voz e instrumental se compenetran a la perfección.

Son muchos los artistas que suelen elaborar una primera canción en sus discos un poco más corta que los demás, que suele ser diferente al estilo que se conserva en el resto del disco. Personalmente, adoro cuando una banda hace este tipo de experimentos ya que nos deja ver al público cómo funcionaría la banda en otros estilos que no son el suyo. ¿Lo mejor de esta canción? Pues que el ritmo está directamente conectado con la siguiente y por tanto, logra una experiencia auditiva que es apoteósica. Empezamos fuerte Evanescence.

Broken Pieces Shine -Dadle caña Evanescence

Conservando la melodía de la anterior canción, ésta, en cambio, nos trae de vuelta al rock en su estado puro. Con esa batería muy marcada, muy natural (está bien escuchar baterías reales y no solo cajas de ritmo de vez en cuando), el bajo se une al ritmo marcado por la batería, logrando un sonido muy pesado y marcado. Llega el hype a estas alturas y uno llega a pensar: “Madre mía, la espera ha merecido la pena”. Pues bien, esta es la típica canción en la que hay grandes espacios sin voz para solo disfrutar de ese ritmo.

En este punto, Amy sigue manteniendo su voz en tonos bajos, para lo que nos tiene acostumbrados. Subiendo de vez en cuando en lo que vendría a ser el estribillo, por fin explota un poquillo más hacia lo que vendría a ser el puente de la canción.

En este momento, Amy nos regala esas notas como si de un piano se tratase, alargándolas y bueno, haciendo lo que le da la gana con su voz. Hija, vaya par de pulmones de verdad.

The Game Is Over - Esto solo es el principio

Esta canción ya vio la luz justo después de Wasted on You y no consiguió arrastrar las mismas críticas que con ese primer sencillo. Personalmente, no se en qué pensaba la gente para decir que era un tema sosillo. ¿Habéis escuchado ese bajo? Por favor, hace maravillas. ¿Es que nadie se fija en los bajos?

Para mi gusto, hubiera preferido que en las partes donde más fuerte pega la batería, la voz estuviese un pelín más alta, ya que se queda un poco opacada por ese sonido tan fuerte.

Yeah Right - Digna BSO de un anuncio de perfumes

¿Qué habéis hecho Evanescence? Esta canción es sin duda la más distinta de todo el álbum. Con un principio que parece sacado de la BSO de una película en donde una pareja intenta ligar en un bar, con cierta base un tanto tecno, Evanescence hace una fusión bastante interesante. Más adelante, le mete una batería que aporta lo justo y lo necesario para seguir conservando ese tono juguetón de la canción. Sin embargo, en el estribillo lo deja bastante claro, seguimos siendo una banda de rock, no lo olvides.

Esta es una de estas sorpresas que evidentemente no te esperas en absoluto. Pero estamos hablando de Evanescence, que lo mismo hoy Amy Lee se va a hacer discos para niños que al siguiente día te mete parte del réquiem de Mozart como base para hacer una canción clásica-rockera.

Feeding In The Dark - Un mix entre sus dos graandes discos

¿Qué es esto que estoy escuchando? Porque es una combinación entre The Open Door y Fallen. A este punto como comprenderéis, me he llevado las manos a la cabeza y estoy hiperventilando. La canción es muy pesada, bastante, casi todo el rato. Pero luego llega el estribillo en donde Amy Lee explota a más no poder. Espera un momento, ¿a qué me recuerda esto? No tengo ni idea de si las conocerán o no, pero es que tiene cierto aire a ese You and I de t.A.Tu. Me voy de la vida con esta referencia (aunque haya sido completamente inintencionada).

You and I – t.A.T.u

Lo que más me gusta de esta canción es que por fin volvemos a tener el piano de Amy Lee por ahí revoloteando en el estribillo. Instrumento tan característico de la banda. ¡Cuánto tiempo sin escucharte!

Wasted On You - El gran hit del disco

Con esta canción, el grupo consiguió una nominación para los VMA’s de 2020. ¿Sabéis cuánto tiempo llevaban sin ser nominados para unos premios de este tipo? Pues un porrón y medio. Me pareció muy injusto que se lo llevase Coldplay ya que Evanescence grabó el vídeo en medio de la pandemia, solo con sus móviles y su letra estaba directamente orientada al cansancio que todos teníamos al estar encerrados en nuestras casas y con un bombardeo continuo de malas noticias.

En fin, gracias Evanescence por habernos dado este precioso regalo en medio de un tiempo tan crudo como es el que aún estamos pasando.  PD: no sé cómo sigo viva en este punto, a mitades de este disco tan variopinto.

Better Without You - La gran apuesta en la actualidad

Una canción que al principio da hasta mal rollito con ese sonido de cajita musical y que luego se convierte en rockera, es una apuesta que hemos escuchado en varias ocasiones. Y es que el sonidito de la cajita se sigue conservando con esa base de notas muy agudas del piano. Si bien, este tema podría haber sido perfectamente parte de el disco homónimo de Evanescence, es sin duda alguna una de estas canciones que en cuanto las escuchas, relacionas de inmediato con la banda.

Vuelvo a repetirme, ¿por qué habéis bajado el volumen de la voz? Amy no molesta, y ya me ha quedado claro que la batería suena más que genial. El estribillo habría tenido un puntito extra de fuerza si hubieseis jugado más con ese factor.

Use My Voice - Reivindicando el poder del voto

Este es otro de sencillos que habíamos escuchado antes de que saliese el disco entero de la banda. Y es que, en esta canción, Amy contó con la colaboración de otras grandes reinas del rock como Sharon den Adel (Within Temptation), Lzzy Hale (Halestorm), o Taylor Momsen (The Pretty Reckless). Y es que la canción va orientada a al empoderamiento de la gente a hablar por ellas, a usar sus voces y votar.

Un tema sin duda con tintes un poco políticos, a pesar de que la banda jamás ha querido involucrarse en estos temas.

Take Cover - Gran exhibición vocal digna de Lithium

Amy Lee, reina del canto entre notas sostenidas y bemoles. Pues bien, este tema es toda una exhibición de su voz, y más aún con esa nota tan alta, con vibrato y encima larga. A sus pies señora. El resto de elementos, están como mero acompañamiento.

Me gusta que este disco tenga canciones más orientadas a ciertos instrumentos y que, cada miembro de la banda, tengo su pequeño momento en donde brillar. ¿Estoy hablando desde una perspectiva de concierto? Yep.

Far From Heaven - La segunda parte de My Immortal

¿Qué es eso que oyen mis oídos? ¿Una versión aguda de los acordes de Hometown Glory de Adele? Yes, yes, claro que yes. Juzgad por vosotros mismos.

Pues bien, tras tanto rock por en medio, llega esta canción con ese piano como claro protagonista, que nos evoca a aquel famoso My Immortal o bueno, cualquier tema de la banda cuyo protagonista fuese este instrumento tan completo.

Para más inri, Amy Lee conjuga ese piano con violines revoloteando de fondo y una pequeña base rítima que, en este caso, sí que es electrónica. También es muy curioso que cuando todos estos instrumentos se apagan, escuchemos ciertos sonidos que bien podrían relacionarse con los que solemos escuchar en un tráiler de una película de acción.

La batería del final está claramente filtrada. Es una pena que no sea su sonido real, y que suene como si fuese la grabación de una habitación que está en el quinto pino.

Part Of Me - No, no es la canción de Katy Perry

Me va a costar relacionar este tema con Evanescence y no con Katy Perry (hablo por el nombre solo). Tras la calma pasada con Far from Heaven, Evanescence, nos vuelve a traer otro tema rockero a tope. Si bien, esta vez las estrofas gozan de un volumen en la voz bastante bien nivelado, llega el estribillo y otra vez nos bajan el volumen de la voz. Entiendo que cuente con una voz de apoyo en el background, pero no sé que les ha pasado con la producción.

Espero que en el concierto cambien este tipo de elementos. ¿Lo más destacable de esta canción? El puente, con esa guitarra y bajo acompañando la melodía, hacen que lo único que quieras en ese momento, es cerrar los ojos y disfrutar de la música que estás escuchando.

Blind Belief - Un cierre de disco magistral

Cerramos el disco con el buque insignia del grupo, el sonido del piano. Rodeado de un aura misterioso, el tema rompe con su batería, guitarra y bajo por todo lo alto y los coros de Amy Lee de fondo. Piel de gallina.

Volvemos a la estrofa en donde solo la voz y el bajo son protagonistas, para volver a subir hacia el estribillo que madre mía. Es que estoy enamorada de este tema. Evanescence se despide por todo lo alto con este auténtico temazo, digno de la era The Open Door.

Con la voz con esos agudos por todo lo alto, la propia melodía del estribillo hace que el cuerpo del espectador se balanceé con ese clásico movimiento de: “Oye, estás escuchando rock, ¿verdad?

Pues bien, si creíais que la cosa se quedaba aquí, antes de terminar Evanescence nos regala este estribillo un pelín variado que le da cierto gusto al tema, pero, para mi gusto, el final es un tanto abrupto con ese toque de batería y fin.

Me esperaba que la canción acabase tal y como empezó, poquito a poquito y disfrutando del piano y voz de Amy Lee.

Y con esto, acabo mi review canción a canción de The Bitter Truth. El caso es que me pasa como siempre, cuantas más veces escucho el disco, más encantada estoy.  

¿MÁS GANAS DE OTRO ANÁLISIS?

Os he dejado ese precioso botón de ahí abajo para que podáis disfrutar de otro de mis análisis musicales 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.