SNOWPIERCER O CÓMO MEJORAR UNA SERIE CON SU SEGUNDA TEMPORADA

Si bien la serie no nos había sorprendido aún con la primera temporada, la segunda temporada nos estampa en la cara una trama aún más compleja más allá de la lucha de clases que transcurría hasta ahora. Dejamos atrás el argumento ya visto en la película del oscarizado Bong Joon-ho y nos adentramos en un terreno desconocido para el espectador.

layton, bess y ruth en el snowpiercer
Bess Till, Layton y Ruth

Sabemos que muchas series son capaces de remontar en su segunda temporada, pero otras tantas, se quedan por el camino y acaban siendo canceladas. Pues bien, tras los acontecimientos de la primera temporada, seguimos las aventuras de Andre Layton, Melanie Cavill, Bess Till y Ruth Wardell y, ahora como nuevas incorporaciones, Sr, Wildford (Sean Bean) y Alexandra Cavill (Rowan Blanchard), estos dos últimos como parte del elenco antagonista.

RECAPITULEMOS UN PELÍN

El señor Layton por fin había conseguido “abolir” en cierta medida, las restricciones que había hasta ahora entre pasajeros de primera, segunda, tercera y la cola. Sin embargo, en el último momento, antes de poder sentir el sabor de la victoria, un nuevo tren aparece. El Gran Alice nos trae ni más ni menos que al famoso señor Wilford, artífice de lo que conocemos ahora como El Rompenieves (Snowpiercer). Con una maniobra de enganche en la zona de la cola, abren las puertas hacia a un nuevo mundo desconocido para nuestros pasajeros, situando así la cola como nuevo punto caliente (como si no lo fuera hasta ahora) para con el trato con este “nuevo” tren. La trama, evidentemente, se complica.

 ¿Qué planea hacer el señor Wilford con el rompenieves?

 Está claro que querrá volver a tomar los manos del Rompenieves, pero éste se encuentra ahora mismo en un estado de “en proceso democrático”, con un líder autoproclamado pero que no consigue dar la talla ante un antagonista con una mente tan retorcida como la del señor Wilford.

Sr Wilford
El señor Wilford, interpretado por Sean Bean

Y eso, el Rompenieves lo nota. La tensión entre clases, que quieren volver a recuperar su status (¿ricos queriendo compartir el poder? Ni de en broma), y eso solo significa una cosa: el apoyo al señor Wilford crece hasta desbordarse cual presa sin muros.

Tal es la cosa, que hasta Layton se alía con la que hasta el momento era su enemiga, Melanie. Y es que ella sabe muy bien hasta donde es capaz de llegar Wilford con tal de satisfacer sus propias necesidades. Al fin y al cabo, no podemos olvidar que el Rompenieves fue construido con huecos para introducir los brazos de aquellos que no cumplieran con sus normas. Un castigo que, hasta ahora, había sido bastante común en la cola a cargo de Ruth.

Madre mía, Ruth, menuda evolución ha tenido este personaje. No hay nada que mate más la fe ciega en alguien que el hecho de tener evidencias tales como saboteos para fastidiar el Rompenieves y que el señor Wilford sea el único capaz de salvar el “daño”. Pero bueno, luego llegaremos a ese punto.

Ruth, de asistencia del Rompenieves

ADENTRÁNDONOS EN LA SEGUNDA TEMPORADA

Tenemos por un lado a Melanie, que vuelve a reencontrarse con su hija, la cual ha sido totalmente adoctrinada por Wildford bajo la premisa del abandono. Y es que, en unas escenas a modo de flashback, podemos ver por qué Melanie tomó la decisión de marcharse sin su familia y sin, por supuesto, el tirano del señor Wilford.  Mientras Melanie suplicaba tener una mayor presencia de genetistas (con sus familias incluidas) Wilford abogaba por más agentes de seguridad.

Justo cuando estaban a punto de marcharse, una gran avalancha de personas estaba luchando por querer subirse a ese tren, o más bien, su única garantía de que por lo menos sobrevivirían en esa glaciación que se estaba dando en el mundo. El señor Wilford estaba bastante mimetizado con el ambiente, por lo que mandó a matar a los ingenieros de Melanie sin apenas pestañear. En cuanto hubo un pequeño problema, Wilford bajó durante unos instantes para solucionarlo y fue entonces cuando Melanie tomó la decisión que la atormentaría durante toda su vida, dejar atrás a su familia con tal de no contar con un ser tan despreciable y narcisista a bordo.

Pues bien, este hecho lo pagaría caro. Pues Wilford, lejos de resignarse a morir en tierras heladas, se subió a bordo de El Gran Alice, lo puso a punto y se llevó consigo a parte de la tripulación que tendría que haber subido a al Rompenieves. Pero, a pesar de obrar como el gran salvador, no todo es oro lo que reluce. Y es que, en ese tren, carecían de muchos de los beneficios con los que contaban en el Rompenieves, como comida medianamente natural. Y es este elemento, la comida, lo que hace que gran parte de los pasajeros de El Gran Alice, acabasen muriendo.

genetistas de Melanie a punto de ser asesinados
Genetistas de Melanie a punto de ser asesinados

A Wilford le da igual el mundo mientras que el siga teniendo lo que quiere. La prueba de ello la tenemos con el hecho de que ha sacrificado con el paso de los años a la mitad de sus pasajeros, mientras que el vive la vida loca a los mandos de El Gran Alice, comiendo fruta fresca y bebiendo lo que le da la gana.

¿He mencionado ya el gran saboteo al Rompenieves? Pues sí, nuestro querido señor Wilford, tras ver en una escena (muy potente y cargada de significado) la cantidad de apoyos con los que cuenta en el Rompenieves, se lanza a la aventura de la conquista de este tren. Bueno, más bien manda a su experimento a sabotear el tren. Digo experimento porque el señor Wilford cuenta con un par de científicos locos que han experimentado con este gran hombre para que, mediante la piel sintética que le han estado poniendo durante años, sea capaz de salir al exterior, aguantar las gélidas temperaturas de más de -100º y hacer lo que al señor le apetezca.

Ice Bob
Ice Bob

SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA LA TIERRA

¿Y dónde está Melanie? Pues la pobre moza está en una estación, sola, recogiendo datos para un modelo climático que puede decir si la tierra realmente se está volviendo a calentar. Se pasa allí más de un mes y encima, nada más comenzar su aventura, una avalancha sepulta lo que iban a ser sus provisiones para ese tiempo, condenándola a buscarse la vida. Solo os digo una cosa, a falta de nada, buenas son las ratas.

Melanie arrastrando sus provisiones
Melanie arrastrando sus provisiones

Y justo cuando el Rompenieves + El Gran Alice tienen que empezar a frenar para recoger a Melanie, algo falla. El tren va demasiado rápido y la pobre mujer, se queda viendo cómo su hija grita desesperada por ella, sin poder hacer nada más. ¿Qué por qué ha pasado esto? Fácil, el señor Wilford, tras esa maniobra de sabotaje al Rompenieves, actúa como Jesucristo y los va a salvar a todos. Mientras que Layton pretende que esta falsa ayuda quede solo bajo el conocimiento de unos pocos, al final, como bien sabemos, un secreto de semejante tamaño no puede ocultarse.

Se acaba conociendo la parte en la que el bueno del señor Wilford ha ido a salvarles (qué majo, ¿verdad?), por lo que el rey vuelve a su casa. Comienza el reino del terror en el Rompenieves, solo que para los beneficiados, es como volver al paraíso. Ruth y Layton son destinados a una especie de cloacas de El Gran Alice, pero, como buenos revolucionaros (más nuestro colista que nuestra señora de asistencia), emprende una nueva aventura: la reconquista del Rompenieves.

Ruth y Layton en las cloacas
Ruth y Layton en las cloacas

EL FINAL - ¿Qué va a pasar con melanie cavill?

La cosa acaba entre bien y mal. Obviamente, no llegan a recoger a Melanie, pero acaban haciéndose con una pequeña porción del tren. A este trocito, no llega Ruth, por lo que temo mucho por su futuro al mando del señor Wilford. Pero si están el ingeniero Bennett, Bess Till y Alex Cavill, hija de Melanie. Esta última, al parecer, muere. Al fin y al cabo, apenas tenía recursos para subsistir y, el hecho de que el tren no la recogiese, supuso una gran sentencia de muerte para este personaje. Alex y Layton, acuden al centro de investigación en busca de Melanie y los datos que había recogido, pero se acaban encontrando con solo los discos duros y un diario en donde narraba todas sus aventuras hasta lo que supones, que ha sido el momento de su muerte.

Tengo aún un poquito de esperanzas por que haya encontrado algún punto caliente extraño o algo así y que al final, no esté muerta. Y es que el personaje interpretado por Jennifer Connelly era soberbio, lleno de matices, complejo y encima, la estábamos viendo abrirse y dejar de ser la dama de hielo tras el conocimiento de que su hija estaba viva. Una pena.

Melanie y Alex
Melanie y Alex Cavill

En esa escena final, se supone que ponen en marcha su trocito de tren para volver a engancharse al Rompenieves, así que sabremos qué pasará en la siguiente temporada, la cual fue confirmada poco antes del estreno de la segunda.

CONCLUSIONES FINALES - Esperando la 3º temporada

Como conclusiones, quiero destacar a tres personajes. Por un lado, al señor Wilford y el magnífico trabajo como antagonista realizado por Sean Bean. Sin duda, hacer de persona despiadada se le da bien. ¿Acabará sumando el pobre actor otro personaje más al que maten? Porque lleva una racha…

Por otro lado, nuestra querida Ruth, parte del personal de asistencia. Ha pasado de tener adoración por el señor Wilford, a darse cuenta de la crueldad excesiva del personaje. Mientras que en la primera temporada era claramente parte del “bando malo”, acaba comprendiendo el por qué de la lucha de los colistas y que, mantener el poder, es una tarea la mar de compleja.

Por último, Alex Cavill. También ha sido uno de esos personajes que ha pasado del odio al amor. Y es que, al principio, su objetivo estaba alineado con el del señor Wilford, sumado a querer destruir a su madre. Pronto se da cuenta de que los buenos no son tan buenos y los malos no tan malos.

Acaba entendiendo que su madre siempre la ha querido y que jamás quiso abandonarla. Prueba de ello tenemos ese ataque con cuchilla en la garganta del señor Wilford y por el hecho de haber formado parte de ese pequeño equipo encargado de retomar el poder del Rompenieves.

Espero que pronto podamos saber qué depara el destino de nuestros protagonistas y de ese tren de ahora 1034 vagones.

Os dejo con el tráiler, a pesar de haberos destripado la serie 😀

Si has llegado hasta aquí, signidica que quieres otra review seriéfila, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.